Sor María del Patrocinio, Concepcionista Franciscana
María de los Dolores Quiroga y Capopardo, 1811 - 1891
Web actualizada el 6 de septiembre de 2017

© Copyright 2017, Madres Concepcionistas Franciscanas
Todos los derechos reservados - Permitida la reproducción citando la fuente.

SORPATROCINIO.ORG
FUNDACIÓN DEL MONASTERIO DE LA SANTÍSIMA
TRINIDAD Y PURÍSIMA CONCEPCIÓN

150 ANIVERSARIO

3 DE OCTUBRE 1867 - 3 DE OCTUBRE 2017

Descansaba Nuestra Venerable Madre Patrocinio en su convento de Aranjuez de los trabajos y molestias que experimentara en la visita a los conventos por ella fundados, cuando el Emmo. Sr. Cardenal Arzobispo de Toledo por una Real Orden del Ministerio de Gracia y Justicia, escribía de oficio a la Sierva de Dios, ordenándole la instalación de una nueva Comunidad de Concepcionistas Franciscanas en Guadalajara.

Nada ansiaba tanto la Sierva de Dios como la propagación de su gloria, por medio de la educación de las niñas pobres; y al anunciarle el Prelado esta Fundación de Guadalajara, su corazón saltó de gozo, e inmediatamente puso manos a la obra encomendando todo a nuestro Señor y a la Stma. Virgen del Olvido, su inseparable  Madre y Guía en todas sus empresas. Dado el conocimiento que tenia de los futuros sucesos, vio que el Convento de Guadalajara era el escogido por Dios para ella en la última época de su vida y el "lugar de descanso por todos los siglos".
Con la venia del Prelado, salieron de Aranjuez la Sierva de Dios Patrocinio con sus compañeras el 3 de octubre de 1867, dejando a su Comunidad de San Pascual en el mayor desconsuelo. También a ella le impresionó al salir de aquel Convento relicario de sus amores y testigo  de portentosas maravillas.

Para Guadalajara fue aquel día de verdadera gloria; pues entraba por sus puertas esta nueva Judit que algún día habría de inmortalizarla con sus heroicas hazañas y santidad singularísima. Dios lo quería, este convento había de ser mansión de paz de su atribulado y martirizado corazón y morada última de su estigmatizado y virginal cuerpo.

La recepción de las Fundadoras en esta Ciudad por parte de sus moradores, de todas las clases sociales, fue solemnísima. En oficio dirigido al Ayuntamiento a los pocos días de instalarse, en nombre de la Comunidad de Religiosas Concepcionistas Descalzas Franciscanas, el Padre Vicario Fray Julian Peña daba las gracias al señor Presidente y señores que componen el Ayuntamiento, al Sr. Abad y Cabildo Eclesiástico y a todos los vecinos de Guadalajara por la grande alegría y entusiasmo con que han recibido a esta Comunidad y por el aprecio que, con palabras y obras, demuestran.

Fundación Guadalajara - Extracto de la obra "Vida Admirable de la Sierva de Dios Madre Patrocinio" escrita por su secretaria R.M. Sor Mª Isabel de Jesús