Sor María del Patrocinio, Concepcionista Franciscana
María de los Dolores Quiroga y Capopardo, 1811 - 1891

Web actualizada el 17 de febrero de 2018

© Copyright 2018, Madres Concepcionistas Franciscanas
Todos los derechos reservados - Permitida la reproducción citando la fuente.



SORPATROCINIO.ORG


TIEMPO PARA LA CONVERSIÓN, PENITENCIA Y MEDITACIÓN

CUARESMA EN LA IGLESIA DEL CARMEN
DE GUADALAJARA

CAUSA BEATIFICACIÓN
BOLETIN Nº 96
ENERO DE 2018

¡NUEVO!






VIVENCIAS CUARESMALES DE LA SIERVA DE DIOS MADRE MARIA DE LOS DOLORES Y PATROCINIO EN EL DESTIERRO DE FRANCIA, 1874

"VIDA ADMIRABLE DE SOR PATROCINIO" 2ª edición
Escrito por su secretaria Rvda. Madre Isabel de Jesús

Los oficios de SEMANA SANTA se celebraban con toda solemnidad asistían los seminaristas del Seminario de San Martín de Pau y de las campiñas inmediatas especialmente en Semana Santa.

Uno de los actos de culto más conmovedores que celebrábamos en nuestra Capillita de Pau era el canto del MISERERE los viernes de Cuaresma, asistiendo gran concurso de fieles, se cantaba delate de una bellísima Imagen de JESUS NAZARENO que habíamos traído de España, al ser expatriadas, facsímil de la que se venera en Madrid. En esta devotísima Imagen nuestra hemos visto cosas maravillosas, como bajar la cabeza, elevar los ojos y bajarlos y, cuando nos trasladamos desde Bonneuil a Anglet, sin encargo de nadie y sin esperarlo, nos trajo un cajón muy grande un hombre desconocido. No habíamos mandado a la estación ningún talón de llegada. Con inmensa alegría de nuestras almas vimos en este hecho gracia especialísima de esta Sagrada Imagen.

Yo misma limpié el Rostro del Señor en esta Imagen venerada y el pañito quedó impregnado de un suavísimo aroma siendo la admiración de las religiosas, alabando a Dios por ello. Siempre y en todas partes hemos tenido y seguiremos teniendo gran veneración a este divino JESUS NAZARENO, ya que por su medio nos ha otorgado el Señor bienes sin cuento, en el cuerpo y en el alma. Por lo cual ruego yo a nuestras religiosas que, en lo sucesivo, sigan la tradición de la Sierva de Dios y de sus compañeras de emigración, procurando tributar a tan peregrina Imagen de JESUS NAZARENO el mayor y puro culto público y privado de adoración y de amor.